¿Cómo curar un mate?

Mate dulce o mate amargo, sea cual sea, lo primero es curar el mate. Si es el primer mate que se compra, la primer duda será ¿Cómo curar un mate?

Este proceso es muy fácil, bastará con unos simples pasos y esperar. Aprender a curar un mate será necesario para poder consumir esta bebida, ya que de lo contrario se estropeara antes de lo pensado y además, no tendrá buen sabor.

¿Por qué curar un mate?

Curar un mate evitará sentir sabor amargo, en el caso de utilizar los mates originales de calabacita

No será necesario curar aquellos mates de loza o metal, ya que están compuestos de tal forma que impiden que el agua traspase las paredes internas y absorba parte de estos materiales, lo cual evita un sabor extra.

Es por ello que solo se curan aquellos mates hechos en materiales porosos como la conocida calabaza o aquellos de madera o coco.

Muchas veces suele suceder que al tener un mate nuevo, el agua caliente produce rajaduras y queda inutilizado, por eso es necesario curarlo antes de su uso.

¿Cómo curar un mate azucarado?

Para los amantes de los mates azucarados, lo primero será tener un mate con materiales porosos.

Luego se deberá humedecer el interior del mate o recipiente con agua tibia, echarle dos cucharadas de azúcar, puede ser blanca o integral. Una vez hecho esto se debe agitar para que el azúcar se adhiera a la pared del mate y esperar a que el azúcar se seque, sin mover el mate.

Cuando el mate esté totalmente seco, se debe introducir dos brasas pequeñas, tapar la boca del mate con la mano y sin quemarse agitar el recipiente durante unos minutos hasta que las brasas estén completamente apagadas.

Lo siguiente será vaciar el mate y volver a realizar el mismo procedimiento.

Finalmente se deberá enjuagar el mate con agua caliente, no hervida y rellenarlo con yerba nueva apenas humedecida y esperar 24 horas. De esta forma ya se podrá comenzar a utilizar el mate curado.

¿Cómo curar un mate si se toma amargo?

Lo primero será lavar el interior del mate calabaza con agua caliente y retirar las fibras flojas que salgan de las paredes y dejarlo escurrir. Luego llenarlo con yerba ya usada y agregar un poco de agua tibia para que esta no se seque.

Dejarlo reposar durante 24 horas y vaciarlo. Sin lavar devuelta la calabaza, repetir el procedimiento y  disfrutar del mate amargo.

¿Cómo curar un mate de madera?

Lo primero será untar el mate con una capa de aceite o manteca, ingredientes que sellan los poros de las paredes y alargan su uso.

Otra forma será lavarlo llenarlo con yerba húmeda que se haya utilizado en otra cebada, e ir mojándolo cada ciertos minutos con agua tibia. 

No se puede secar en ningún momento, sino el proceso será inútil. Esperar 24 horas y repetir los procedimientos. Muchas personas optan por cambiar la yerba durante una semana, es cuestión de gustos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *